Para enfocar mejor el tratamiento elegido en función a una historia clínica integral previa y así como al estudio y exploración vascular específico, es menester tener en consideración las diferentes tendencias actuales de tratamiento, para de ésta manera evitar ó minimizar las posibles complicaciones ó efectos secundarios de las sustancias a utilizar y que de igual forma debe de ser informado al paciente detalladamente.

El objetivo que se desea al aplicar cualquier sustancia esclerosante, es la de producir, inflamación y destrucción del endotelio venoso y con ello la obliteración y exclusión de la vena tratada. Si bien es cierto que no existe el esclerosante exento de efectos colaterales, también es cierto que un buen esclerosante debe intentar de perseguir: Tener la afinidad específica para el endotelio de la vena sin ocasionar lesiones en caso de extravasación, obtener buenos resultados funcionales a pequeñas dosis, tener escasa toxicidad en lo posible y sobre todo no ser alergénico, reducir ó eliminar los síntomas inherentes a la presencia de venas insuficientes.

Cuando se tratan adecuadamente las telangiectasias, éstas raramente recurren; de allí que al visualizarse de nuevo tras el tratamiento se pude afirmar que se tratan de “venas nuevas” (distintas a las ya tratadas); por ello es importante el seguimiento fotográfico para identificar nuevas apariciones tras el tratamiento.

varices

Riesgos y complicaciones.

Cuando se administra adecuadamente, con conocimiento y bajo ciertos estándares, la escleroterapia es un método seguro y eficiente con muy pocos efectos adversos.

La Hiperpigmentación. Es quizá la complicación más importante de la esclerosis desde el punto de vista estético. Se reportan frecuencias de entre 0.3% a 10%. En general estos tienden a resolverse lentamente en el 80% de los pacientes, demorando incluso entre 6 meses y 2 años.

Trombosis postescleroterapia. La palpación de “bultos” y la incapacidad para vaciar las venas tratadas bajo presión manual, puede ser indicativo de que el vaso ha sido alterado por el tratamiento. Esta complicación es frecuente, pero que tiende a absorberse sin tratamiento incluso hasta el lapso de un año.

Trombosis venosa profunda y tromboflebitis. Ocurre tanto con esclerosis líquida ó con espuma. Con ésta técnica la tromboflebitis se describe que ocurre hasta en el 10% de pacientes. Acá importa también el volumen a administrar así como la experiencia del que aplica la sustancia. Cantidades mayores de 20 mL aparentemente incrementa el riesgo de trombosis venosa.

Entramado telangiectásico (“matting”). Referido a las telangiectasias pequeñas que aparecen después de la escleroterapia. Pueden aparecer rápidamente o mucho después de la escleroterapia. Se reporta una incidencia variable de presentación entre 5% y 75%. Podría significar un proceso de remodelación vascular inducido por el traumatismo. Aunque no parecen diferentes y se localizan casi siempre cerca de los vasos previamente tratados, estos son cualitativamente diferentes

Suelen presentarse con mayor incidencia en la cara interna de la rodilla y región externa de los 2/3 inferiores del muslo. En cuanto a la evolución natural, estos tienden a resolverse espontáneamente en el lapso de 3 a 12 meses, aunque se observado casos con duración de años.

Otros: Para mencionar otros efectos secundarios que pueden producirse son los hematomas, flebitis, induración, dolor, sabor metálico. Otros efectos colaterales agudos que se han observado son las reacciones vasovagales, parestesias y nauseas. Se han descrito también reacciones anafilácticas con sus consecuencias posibles, pero afortunadamente son muy raras.