Implica la aplicación intradérmica de múltiples inyecciones de una mezcla de compuestos en dosis mínimas, por medio de agujas muy finas, directamente sobre o cerca de los sitios afectados. Dependiendo de la condición a tratar, los medicamentos inyectados, las técnicas seguidas y el número de sesiones que se requieren para el tratamiento es variable.

Dentro de las ventajas que se atribuyen al tratamiento con Rich, es la administración de medicamentos sin diluir en la zona a tratar, con mucha menor necesidad de dosis, resultado de los beneficios obtenidos de manera rápida, mínima invasividad por lo tanto escaso o nulo dolor; por lo que se ubica dentro de uno de los tantos procedimientos en medicina estética con carácter ambulatorio y de incorporación prácticamente inmediata a las labores cotidianas.

Los tratamientos con las microinyecciones tienen carácter personalizado, combinación de vitaminas, que consiste en cantidades mínimas de vitaminas A, E en puntos específicos en la cara, incluyendo la frente, los pómulos, y las esquinas exteriores de los labios, inclusive puede involucrar toda la piel facial para resultados más homogéneos y duraderos.

rich