Método terapéutico cuyo objetivo es el rejuvenecimiento integral del rostro. Técnica de inyecciones múltiples de principios activos utilizados para reparar, nutrir y mantener un rostro natural, terso, hidratado, dando un mejor aspecto general de la piel.

Para la aplicación de los medicamentos, realizamos multipunciones ya sea punto por punto o en “ráfaga”, según sea el caso. Estas punciones se realizan a una profundidad de aprox. 2 mm, justo en la subepidermis-dermis, pudiendo realizarse estos tratamientos en la cara, escote y manos.

¿Qué medicamentos se administran?

Hay que remarcar que, es el ácido hialurónico la base para un buen tratamiento de mesoplastia facial.

Además de éste, los productos que se aplican generalmente son combinaciones de principios activos como: vitaminas (A, E, C, B y K), aminoácidos, poli nucleótidos, oligoelementos, ácido hialurónico no reticulado y silicio orgánico.

Muchos de éstos se comercializan con diferentes nombres, según el laboratorio que las produce, ejemplo: Restylane vital, Revitacare con ácido hialurónico, Skin-R, Skin-B, Cytocare con diferentes concentraciones de ácido hialurónico, etc.

¿Que se consigue con éstos tratamientos?

Al infiltrar las diferentes sustancias, se consigue estimular la producción de fibroblastos o células que generan colágeno y con ello la regeneración y construcción de “columnas tensionales” que van a incidir en la atenuación de los surcos y depresiones de la piel, en la hidratación y nutrición de los tejidos; haciendo lucir una piel más fresca y vital; en síntesis mas rejuvenecida.

En éste punto hay que señalar un tratamiento integral de mesoplastia, para obtener un resultado satisfactorio, incluye la combinación de otros procedimientos:

-Peeling químico, superficial y medio, realizado en sesión aparte.
-Acido hialurónico no reticulado y también reticulado para mejorar el volumen facial.

-Toxina botulínica, para atenuar las arrugas de expresión.

mesoplastia