Con el tiempo la piel y todos los tejidos del cuerpo sufren modificaciones que conllevan al envejecimiento natural. Con la aplicación de nuestros propios factores de crecimiento presentes en nuestras plaquetas, podemos reducir y atenuar estos cambios.

Utilizando las proteínas presentes en el plasma del propio paciente podemos lograr regenerar los tejidos; pudiendo ser aplicado en la cara, cuello, escote, manos, piel cabelluda, etc. Pueden utilizarse también como lipoinjerto (relleno). En definitiva, un novedoso sistema que nos ofrece muchos beneficios estéticos utilizando nuestros propios recursos.

PRP y su uso en Medicina Estética

  • Como parte de la medicina estética, el PRP, también contempla su uso en el tratamiento capilar, enfocado básicamente en la renovación, proliferación y diferenciación celular durante el ciclo de crecimiento del cabello, observándose además una reducción significativa en la pérdida de cabello desde la 1º a la 4º sesión de tratamiento.Por lo tanto podemos aseverar que la aplicación del PRP para el control de la alopecia androgénica es un procedimiento simple, un tratamiento beneficioso en cuanto a costo efectividad y sobre todo seguro; constituyendo una herramienta valiosa en el tratamiento de la alopecia androgénica.
  • Estudios in vitro mostraron incremento en los niveles de procolágeno tipo I, así como también aumento de la expresión de colágeno de tipo I, proteína MMP-1, y ARNm en los fibroblastos dérmico humano.
  • El objetivo es revitalizar los tejidos donde se aplican, al estimular la producción de colágeno, elastina y matriz epidérmica, lo cual se va a reflejar en una piel fresca, tersa y con mejor turgencia.
plasma