Las técnicas actuales, tanto FUE (follicular unit extraction), así como el de la tira de cuero cabelludo (strip excision), nos permiten obtener los trasplantes de pelo de manera totalmente natural, a diferencia a lo que se observaba años atrás en que la apariencia tras el implante era muy evidente e inaceptable desde el punto de vista estético. Los injertos foliculares son grupos de entre 1 a 3 pelos que emergen del cuero cabelludo del paciente, los cuales serán retirados de un área del cuero cabelludo del paciente (zona donante), para ser injertada, implantada en la zona donde no hay cabello (zona receptora), según la técnica quirúrgica diseñada para cada paciente, después del examen y estudio detallado en cada caso.

La mayoría de pacientes que solicitan trasplante de cabello son varones; sin embargo, hasta un 15% de pacientes con alopecia primaria son mujeres. Igualmente, otro gran número de pacientes que solicitan trasplante o tratamiento son aquellos que han sido sometido ya a trasplante capilar previo y que por razones de inesteticismo o falta de naturalidad en los resultados requieren tratamiento. La valoración previa y el examen exhaustivo de la paciente mujer con alopecia, nos permite precisar de que posiblemente no sean buenas candidatas para trasplante capilar y que el problema que presenten no sea sino una alteración metabólica o inmunitaria, y por tanto no requerir trasplante capilar sino tratamiento médico no quirúrgico.

¿Es Ud. buen candidato para trasplante capilar?

Un buen candidato para trasplante capilar son aquellos pacientes con pérdida de cabello de tipo androgénico (que son la mayoría) tanto hombres como mujeres y que tengan suficiente área de cuero cabelludo donante en la región posterior de la cabeza. Aunque los mejores candidatos son aquellos que tienen solamente pequeñas áreas de pérdida de cabello, por ejemplo, en la región frontal y con buena área donante.

¿Qué objetivos se persiguen tras el implante capilar?

Varios son los objetivos que se persiguen después de un trasplante de pelo, pero seguro que el más importante es aquel cuyo resultado final denota naturalidad y firmeza. Importante a tener en consideración es la característica del cabello del paciente para resultados satisfactorios. Para realizar un diseño adecuado del trasplante de pelo, es importante evaluar las características del pelo como es la densidad de las áreas donantes, el área receptora, color de la piel entre otras. Luego de ello se puede planificar con certeza el trasplante y diseño adecuado, en concordancia a los deseos del paciente y en consideración a los cánones de naturalidad y estilo.

¿Qué técnicas quirúrgicas es la más adecuada?

Partimos del hecho de que al día de hoy las dos técnicas quirúrgicas para trasplante de pelo son dos:La tradicional que utiliza una tira de cuero cabelludo, para obtener los folículos pilosos (FUT, follicular unit transplantation) y la segunda técnica denominada FUE (folicular unit extraction) que utiliza microbisturí circular, operado manualmente o mediante un micromotor unido a un “mango” donde se coloca el bisturí circular.

¿En qué consiste la cirugía de trasplante de pelo?

Partimos del hecho de que es una cirugía que casi siempre se realiza con anestesia local y excepcionalmente bajo sedación mínima, de modo que no se requiere hospitalización. El procedimiento ciertamente toma aproximadamente entre 4-6 horas de operación, dependiendo de la técnica utilizada y sobre todo de la cantidad o número de folículos pilosos a trasplantar.

Cuando realizamos la técnica FUE (follicular unit extraction), al paciente se le razura el área donante del cual tras la anestesia local se extraen los folículos ya sea de manera manual o con “micropunch” para luego ser separados según el número de pelos por folículo y ser implantados en el área receptora según los cánones establecidos y según el diseño y requerimientos convenidos con el paciente.

En ambas técnicas es de vital importancia contar con el personal altamente calificado y con experiencia en trasplante de pelo. Contamos para ello con el personal idóneo.

El área donante de pelo generalmente está alrededor de la parte posterior y los lados de la cabeza, ya que son másresistentes a la hormona masculina, conservando la información genética necesaria para mantenerse y crecer con normalidad. El trasplante de pelo se basa en el hecho de que el folículo piloso trasplantado se comporta de la misma manera como si estuviera en su lugar original, es decir con la resistencia a la caída de cabello.

¿Cuándo realizar técnica de trasplante FUE y cuando FUT?

Ciertamente éste es un punto a tener en consideración y sobre todo saber trasmitir los beneficios de una y otra técnica. Para la toma de decisión final tras el examen clínico exhaustivo, debemos tener en consideración varios factores: cicatriz visible, estilo de cabello (corto o largo), cantidad de folículos necesarios para cada caso de alopecia, cicatrices en la zona dadora, dolor post operatorio, tendencia a cicatriz queloide, reinicio de la actividad laboral, áreas donantes potenciales, entre otros. De allí la importancia de una valoración previa detallada y explicar bien al paciente lo mejor en cada caso.

¿Se realiza trasplante de pelo en otras zonas diferentes al cuero cabelludo?

La respuesta es sí. Ya desde hace años que se realizan este tipo de intervenciones con resultados satisfactorios, ya sea por problemas de carácter reconstructivo o por problemas estéticos. No es infrecuente que lleguen a la consulta por pérdida de pelos en las cejas, ya sea por traumatismo o por tracción.  Igualmente, pacientes generalmente mujeres precisan aumentar la densidad y también la longitud de las pestañas. En ambos casos la cirugía se realiza lo más delicadamente posible, “pelo a pelo”.

¿Qué complicaciones pueden aparecer después del trasplante capilar?

En realidad, las complicaciones que pudieran presentarse son mínimas y transitorias, de allí que las indicaciones para el post operatorio deben ser claras y estar seguros que el paciente ha comprendido. Poco frecuente, es la hinchazón que puede observarse en la frente y párpados, que no es sino producto del volumen de anestesia local que migra y también del trauma quirúrgico; el cual sin embargo desaparece a los pocos días, sin complicaciones. En otras ocasiones pueden presentarse sangrado escaso cuando se realiza la técnica “de la tira”, el cual se auto limita y no requiere otro tratamiento. Igualmente, para prevenir infecciones, se suele administrar antibiótico profilaxis. Un aspecto importante de explicar al paciente, es que el pelo trasplantado generalmente se cae a las 2-4 semanas después del trasplante (no en todos los casos) y que luego el pelo empieza a crecer; todo ello es normal y puede suceder. También suele observarse, la presencia de quistes y pelos encarnados, debido a la sección de los pelos, quedando “enquistados” debajo de la piel.

¿Cuándo veremos los resultados finales?

Aproximadamente al 6º mes después del trasplante, ya tenemos una idea global acerca del resultado final, aunque con mayor precisión de resultado final lo observaremos al año.

Conclusiones

El trasplante de pelo cualquiera que sea la técnica planteada, es la opción definitiva para el tratamiento de la calvicie tanto en mujeres como en varones. La extracción de unidades foliculares según la técnica FUE (follicular unit extraction), es la opción preferida por muchos pacientes que buscan la restauración quirúrgica del cabello. Utilizando para ello sistemas manuales y automatizados para tal fin; aunque este método es más costoso y demanda más tiempo en la extracción de las unidades foliculares.